lunes, 31 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Txutxi Aranguren.


- Muchos fueron los años que este profesional dedicó al balompié, primero como jugador del Athletic, y luego con su extensa trayectoria por los banquillos de toda España. Setiró para poder cuidar de su enferma esposa, pero el cruel destino se lo llevaría el 21 de marzo de 2011, falleciendo a causa de un infarto a los 66 años.

Nunca le dio por entrenar en el extranjero, iniciándose como preparador en la cantera del Athletic Club, de donde luego pasaría a un Deportivo Alavés al que ascendería a Segunda. También llegaría a entrenarlo en Primera División.
Pero Aranguren dedicó sus esfuerzos a muchos otros clubes. Vivió también grandes momentos con el extinto Logroñés y pasó por clubes de la alta categoría, como Deportivo de La Coruña, Sporting y, como no, Athletic de Bilbao.

Aranguren empezó a entrenar en 1975.
- Se llamaba Jesús Aranguren Merino, pero le conocíamos cariñosamente como "Txutxi". Nació en la localidad vizcaína de Portugalete (España), el 26 de diciembre de 1944. 
Fue un buen lateral zurdo que representó durante toda su carrera al Athletic, donde fue entrenado por el inolvidable Piru Gaínza, coincidiendo con otros buenos futbolistas de su generación como José Ángel Iribar, Koldo Aguirre, Txetxu Rojo, Javier Clemente y Fidel Uriarte.
Se retiró habiendo ganado dos ejemplares de la Copa del Generalísimo y con muchos partidos a sus espaldas, para inmediatamente ejercer una nueva carrera como entrenador que vería sus inicios en el club de su ciudad, trabajando para las categorías inferiores en Lezama e incluso llegando a entrenar a la selección de Euskal Herria.

Después de hacerse cargo del Bilbao Athletic en Segunda B, Aranguren pasaría a hacerse cargo de un Alavés que se hallaba en la categoría de plata y para el que trabajó durante dos campañas, hasta llegar la década de los ochenta.

Aranguren seguiría acumulando experiencia con otros equipos. Llegaría al Recreativo de Huelva a finales del mes de marzo de 1981, para sustituir en el cargo a Roque Olsen. El técnico vasco convenció con sus servicios, y continuaría al frente de la escuadra onubense hasta 1984. 
En Segunda División también entrenaría a Cartagena y Deportivo de La Coruña, hasta que en 1986 se incorporó a un C.D. Logroñés con el que haría historia al conseguir el ascenso a la máxima categoría.

De esta forma, en la campaña 1987\88, Txutxi debutaría como manager de Primera, alcanzando la permanencia para luego seguir en el mismo nivel con el Sporting de Gijón. Sin embargo, poco iba a durar al mando del cuadro gijonés, puesto que sería despedido en septiembre de 1989.

Txutxi Aranguren se hizo cargo de varios equipos de Primera División, como el Athletic Club.


- Le llegaría la gran oportunidad de entrenar al primer equipo del Athletic, para suplir el mal inicio de Iñaki Sáez, otro técnico de la casa. Poco duraría también el portugalujo, que acabaría aquel ejercicio 92\92 y poco más. 
El Alavés siempre estaría ahí, al que retornaría tras su breve experiencia por La Catedral para conseguir un ascenso a Segunda en 1995. Volvería años más tarde a Mendizorroza, pero antes se haría cargo de equipos como el Levante o Cartagena. Aranguren se mantuvo por Cartagonova hasta el cambio del nuevo milenio. 

En el Deportivo Alavés halló la oportunidad de volver a competir en Primera, como sustituto de Mané, hasta finalizar la temporada 2002\03. Luego dedicaría sus últimas labores al equipo filial babazorro. En la alta categoría, el inolvidable Txutxi Aranguren dirigió 104 partidos.

domingo, 30 de octubre de 2022

Desde el banquillo: John Van den Brom.


- Por Bélgica ha tenido los únicos éxitos de esa amplísima trayectoria como entrenador que se inició en el Bennekom. Van den Brom dirigió en la Jupiler League a Anderlecht y KRC Genk. Con el equipo de Bruselas ganó una Liga y dos ejemplares de la Supercopa, mientras que con los segundos consiguió el trofeo de Copa.

El resto se puede resumir en un largo camino por la Eredivisie, en la que empezó con ADO Den Haag y continuó con otros equipos como el Vitesse, F.C. Utrecht y los cinco años en los que dirigió al AZ Alkmaar.
Además de la liga belga, y como muchos entrenadores, también probó por el fútbol árabe con el Al Taawoun saudita. Actualmente ejerce como director del Lech Poznan, club de la Ekstraklasa polaca.

John trabajó para el juvenil del Ajax.
- Joseph Anthonius Van den Brom nació el 4 de octubre de 1966 en Amersfoort, Países Bajos. Empezó una carrera como centrocampista en las filas del APWC, habiendo alcanzado una buena formación que pronto merecería la profesionalidad. 
Tuvo sus opciones de jugar en la Eredivisie, representando al Vitesse y Ajax, antes de viajar a Turquía para jugar en el Estambulspor. Después volvería a Arnhem para tener una etapa más extensa y fructífera. 
Van den Brom acabaría sus días como futbolista en el VBV De Graafschap, habiendo gozado del reconocimiento internacional al jugar para la selección neerlandesa en un par de ocasiones. Nada más retirarse en 2003, John empezaría a adquirir experiencia en el mundo de los banquillos.

Mientras se iniciaba, Van den Brom haría de ojeador en De Graafschap, hasta que asumió el reto de entrenar en solitario al modesto Bennekom. De ahí pasaría a hacerse cargo del equipo juvenil del Ajax, donde estuvo hasta 2007.

Tras una breve estancia en Apeldoorn con el AGOVV, John tendría su primera experiencia como técnico de la Eredivisie. Sería presentado como manager del ADO Den Haag de cara a la temporada 2010\11.
El 8 de agosto de 2010, el de Amersfoort visitaría de nuevo Arnhem, aunque para jugar en contra de un Vitesse que en su feudo se impondría por 3-1. Pronto se verían buenos resultados por La Haya, lo que a la larga valdría para mantener al equipo en la categoría. Aún así, no seguiría al frente del Den Haag.

Se hizo cargo del Vitesse de cara al siguiente curso, antes de plantarse en Bélgica para entrenar al Royal Sporting Anderlecht. En sus dos años de gestión, el conjunto de Bruselas ganaría la competición liguera en 2013, y también se adjudicaría dos ejemplares de la Supercopa nacional. 

Van den Brom tuvo sus grandes éxitos por Bélgica, entrenando al Anderlecht y KRC Genk.


- Van den Brom volvería a su país para vivir su etapa más larga por la liga neerlandesa, empezando por los casi cinco años que tuvo en el AZ Alkmaar, donde suplió al legendario Marco Van Basten. Sin logros que señalar, pasaría a trabajar un par de temporadas como técnico del F.C. Utrecht.

De cara a la campaña 2020\21, John Van den Brom pasaría a entrenar al KRC Genk, otro equipo con el que conseguiría ganar algo por la Jupiler Pro League. En su único año con el conjunto de Limburgo, conquistó el trofeo de copa.
En los últimos años se ha acostumbrado a trabajar fuera de casa. Probó en Arabia Saudita con el Al Taawoun, antes de que el 9 de junio de 2022 se conociera su fichaje por el Lech Poznan, de la liga polaca.

sábado, 29 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Vinício De Menezes.


- Tuvo en Brasil sus inicios como futbolista, pero pronto se fue para Italia, donde completó su carrera e inició una nueva como entrenador. Y del país de la bota no se movió, empezando a dirigir a modestos como el Internapoli.
Pasó por otros tantos clubes de menor nivel hasta que fue contratado por el Nápoles un club donde hizo y deshizo, sin tener la oportunidad de alcanzar títulos. Eso sí, por la ciudad del Vesubio se vio un buen fútbol, propuesto por Vinício De Menezes.

Luego entrenó a otros reconocidos clubes italianos, tales como la Lazio, Avellino, Pisa Sporting Club y Udinese. Con la Società Sportiva Juve Stabia daría por concluida una extensa trayectoria por los banquillos que duró más de dos décadas. Desde 1992, el manager brasileño no volvió a entrenar.

- Él fue el responsable de que se viera algo diferente por la liga italiana, cuando todos los preparadores suspiraban por el "Catenaccio", esa táctica tan defensiva que se inventó en el país mediterráneo. Luís Vinícius De Menezes apostaba por otra clase de juego, al que los neerlandeses denominaban "Fútbol Total".
Como futbolista, era más conocido como "Luis Vinício", y como entrenador muchos se referían a él como "Vinício de Menezes". Este delantero nació el 28 de febrero de 1932 en Belo Horizonte (Brasil). En el Botafogo tuvo sus primeros pasos como jugador.
A mediados de los cincuenta ya se plantaría en Italia, para representar a un Nápoles con el que jugaría 152 partidos y haría 69 goles. Tras cinco temporadas se iría al Bolonia, y de ahí pasaría al Vicenza. Poco le quedaba para retirarse, así que se fue a un Inter donde no tuvo mucha suerte, y ya en 1968 se retiraría de vuelta a Véneto. Luis Vinício ya no se movería de tierras italianas.

De Menezes empezaría a entrenar al modesto Internapoli, de donde pasó a un Brindisi que consiguió ascender a la Serie C. Esta gesta haría que muchos grandes clubes le tuviesen en cuenta, después de haber cogido experiencia en otros niveles con la Ternana y el conjunto de Apulia. 

En 1973 conseguiría retornar al Nápoles, esta vez para dirigirlo como entrenador. Así es como debutaría como técnico de la Serie A, en un partido a domicilio contra el Cagliari que se saldaría con empate sin goles.
Por Nápoles se vería un fútbol diferente al que se acostumbraba por entonces en el Calcio italiano. De Menezes apostaría por un juego ofensivo que entretuvo mucho al público de San Paolo, e incluso casi le permitió celebrar el título de liga. Ocurrió en su segundo año como "Gli Azzurri", cuando la Juventus se adelantó para alzar el trofeo liguero.

El Nápoles se acostumbraría a pelear en los puestos de arriba, pero en 1976 perdería al míster carioca, que iba a probar fortuna al mando de la Lazio. Por la capital también gozarían de su gran propuesta futbolística, pero a de Menezes se le negó la posibilidad de ganar títulos en su trayectoria técnica.

De Menezes apostó por el "Fútbol Total" en plena era del "Catenaccio" por Italia.


- Tendría que conformarse con seguir entrenando en la élite, dejando la Lazio tras dos temporadas para volver al Nápoles en 1978. Supliría a Giovanni Di Marzio para maquillar una mala campaña, aún seguiría en San Paolo de cara al curso siguiente.
Ya todo era diferente, y a Luis Vinício le acabarían reemplazando por un mal inicio de la campaña 1979\80. Su compatriota Angelo Sormani haría el resto, y el de Río encontraría acomodo en la plantilla del Avellino. 

Tendría dos etapas al frente del conjunto de Campania, interrumpidas por un breve paso por los banquillos de Pisa y Udinese. Con el Avellino tendría sus últimos partidos por la máxima competición italiana, ya que los últimos servicios los prestaría al modesto Juve Stabia, con el que acabó en 1992.

viernes, 28 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Slavoljub Muslin.


 - Abanderado del deporte serbio, su figura fue muy importante en la historia del Estrella Roja, donde fue un ídolo como jugador y luego tuvo su experiencia como entrenador. Consiguió títulos em ambas tareas con el equipo de Belgrado.
En su país, "Slavo" también tuvo el honor de dirigir al equipo nacional, obteniendo muy buenos resultados de cara a conseguir la clasificación para el Mundial de Rusia 2018, en el que finalmente no llegó a figurar como seleccionador.

Además de sus inicios como técnico por Francia, Muslin también trabajó en otros países como Arabia Saudí, Bélgica, Bielorrusia, Ucrania, Chipre, Marruecos y Bulgaria. En la liga rusa también pasó sus años, haciéndose cargo de clubes como el Khimki, Lokomotiv, Amkar Perm o Krasnodar.

Muslin jugó y entrenó para el Red Star.
- Slavoljub Muslin (Славољуб Муслин) nació el 15 de junio de 1953 en Belgrado (Serbia), cuando entonces Yugoslavia era una. Como defensa, en su ciudad iniciaría su trayectoria en las filas del histórico OFK belgradense, con el que daría el salto profesional. 
Pasó también por equipos como el BASK y Rad, pero donde mejores años pasó fue en el Estrella Roja, club que entonces contaba con muy buena reputación por Europa. En el equipo rojiblanco coincidiría con Vladimir Petrovic, Dusan Savic y Cvijetin Blagojevic, con quienes disfrutaría de auténticas hazañas.
Además de dominar el campeonato nacional, aquel equipo conseguiría llegar a la final de la Copa de la UEFA en 1979, donde caerían frente al Borussia Mönchengladbach de Udo Lattek

Se iría a Francia y allí terminaría su carrera tras jugar para Lille OSC, Brest y Caen. En el país galo aprovecharía para iniciar su trayectoria como manager, empezando con el Stade Brestois en 1989, donde llegaría a entrenar a David Ginola.

En Francia también entrenaría a Pau F.C., Girondins de Burdeos, Le Mans y Racing Club de Lens. Al último llegó para iniciar la campaña 96\97, pero sus resultados no eran del agrado de la directiva, por lo que el míster serbio acabaría siendo destituido para que terminase la temporada Roger Lemerre.

Muslin finalizaría la década de los noventa dirigiendo en Casablanca al Raja Club Athletic marroquí, de donde volvería a su Serbia natal, para servir nuevamente al Estrella Roja de Belgrado, aunque esta vez como entrenador.
Tendría dos etapas con el Crvena Zvezda, interrumpidas por un breve paso por la liga búlgara para entrenar al Levski Sofía. Tras conseguir el doblete con el cuadro búlgaro, Slavoljub celebraría con el equipo de su ciudad tres campeonatos ligueros y dos de la Copa, cerrando la última etapa en 2004.

En 2017, Muslin conseguiría clasificar a Serbia para el Mundial de Rusia, donde él no estuvo presente.


- A continuación, Muslin probaría por las ligas del este europeo, con equipos como el Metalurh Donetsk ucraniano, Khimki, Lokomotiv de Moscú y el Dinamo de Minsk bielorruso. También pasó por Bélgica para entrenar al Lokeren.
Tras ejercer como técnico en Chipre con el Anorthosis Famagusta, estuvo al mando de Krasnodar y Amkar Perm, para así regresar a la liga belga, donde esta vez tomaría las riendas del histórico Standard de Lieja.

El 5 de mayo de 2016 sería designado como seleccionador de Serbia, a la que conseguiría clasificar para la Copa del Mundo de Rusia 2018. Muslin sería despedido en octubre de 2017, y Mladen Krstajic sería el encargado de afrontar el torneo mundialista. Su última misión fue entrenar en Arabia Saudí, con el Al Fayha.

jueves, 27 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Manuel Machado.


- No es poeta. Este Manuel Machado es un afamado entrenador portugués con una amplia trayectoria a sus espaldas, sobre todo en su país. Como no valía para futbolista, inició temprano una profesión en los banquillos que le llevó a entrenar al equipo juvenil del Vitória Guimarães, y a mediados de los noventa ya debutaría en la Primeira Liga.

Pasaría por otros modestos equipos antes de recalar en el Moreirense, con el que tendría continuidad en la élite lusa, llegando a trabajar para otras entidades como la del Braga, Arouca, Académica y Nacional en varias ocasiones.
Tuvo una breve prueba en el extranjero, pasando por un Aris de Tesalónica donde su empeño no llegaría a fructificar. Machado volvería a Portugal y seguiría una carrera que se ha extendido hasta hace bien poco y, una vez más, en Madeira.

Machado estuvo mucho tiempo en Madeira.
- Manuel António Marques Machado nació en Oliveira (Portugal), el 4 de diciembre de 1955. Como un gran aficionado al fútbol, buscaba sus oportunidades en equipos de barrio, hasta que ingresó en el Vitória de Guimarães para tratar de convencer en su cantera.
Machado iría viendo que sería complicado llegar a profesional, por lo que buscaría otra salida para no separarse de su pasión que, evidentemente, es el fútbol. En la misma cantera del Vitória empezaría a dirigir a otros equipos menores.
Iría progresando hasta hacerse cargo del cuadro juvenil, al que entrenaría hasta 1993. Posteriormente, Manuel tendría una breve etapa como director del S.C. Vila Real, aunque no se separaría del todo de Vitória Guimarães, donde siempre fue tenido en cuenta. 

Estaba como segundo de Vítor Oliveira hasta que éste fue despedido por los malos resultados del Vitória. Entonces sería el momento de Machado, que cogería las riendas del primer equipo mientras llegaba el sustituto de Oliveira.
El 23 de diciembre de 1995 se produciría su debut como manager de la Primeira Liga, en un dificultoso encuentro al Oporto, que visitaba Guimarães. Aunque el equipo dio la cara, los visitantes se impondrían por 0-2, y Machado continuaría en el puesto hasta la llegada de Jaime Pacheco.  

A Machado le quedaban muchos años por delante, y muchos de ellos serían trabajando para clubes del primer nivel. Antes cumpliría con una labor en la segunda división, dirigiendo a la Associação Desportiva de Fafe.

En el año 2000 se uniría al Moreirense, al que conseguiría ascender a la primera división lusa en cuestión de dos años. Y durante dos temporadas más seguiría al mando del conjunto de Moreira de Cónegos, dejándolo a salvo en la división de oro, antes de pasar por el Vitória de Guimarães y tener su primer año al frente del Nacional. 

Además de Nacional, Machado pasó por Vitória, Arouca, Braga o Moreirense.

- El club de Funchal sería muy importante a lo largo de su trayectoria en los banquillos, pues tuvo diversas etapas en las que vivió diferentes momentos. Llevó al equipo a competir por Europa, pero también tuvo que luchar con los puestos de descenso.
Entre medias, Manuel Machado pasó por Académica, Sporting de Braga e incluso volvería a verse por Guimarães. Su etapa más larga con el Nacional de Madeira fue entre 2012 y 2016, para luego irse al Arouca.

También tuvo una breve aventura por Grecia con el Aris de Tesalónica, e incluso volvería a entrenar al Moreirense y empezaría de cero con clubes como el Berço Sport Clube. Como no, Machado retornaría a Madeira en marzo de 2021, aunque solamente lo entrenó durante diez jornadas.

miércoles, 26 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Ferenc Szusza.


- Desde luego, Ferenc Szusza fue una figura muy importante en el deporte magiar, especialmente para el Újpest Dozsa, donde llegó a ser futbolista y luego entrenador. En su país entrenó también al ETO F.C. Győr, así como también llegó a trabajar por la liga polaca, con el Gornik Zabrze.

Pero España fue un buen destino para coger experiencia como manager y así popularizar más su nombre. Szusza pasó varias temporadas al frente del Real Betis, dejándolo justo cuando Rafa Iriondo le sustituiría para ganar la Copa del Rey.
Poco después, el técnico húngaro sería contratado por el Atlético de Madrid, en lo que sería una de las últimas experiencias por los banquillos, ya que tras regresar al Újpest, acabaría su carrera en los inicios de los ochenta.

Szusza entrenando con el Atlético.
- Tal vez, Szusza se retiraría para vivir del recuerdo y disfrutar de una vida no tan ajetreada, en un país ya más estable. Ferenc nació en tiempos más difíciles, en la mismísima Budapest (Hungría), el 1 de diciembre de 1923. 
También le quedaría el recuerdo de haber sido un magnífico delantero de su época, tal vez eclipsado por la magia de otros atacantes como Ferenc Puskás o Ladislao Kubala. En aquella poderosa selección magiar también jugaban otros grandes futbolistas como Zoltán CziborNándor Hidegkuti, József BozsikSándor Kocsis.
La razón por la que Szusza no acompañó a los demás al Mundial de Suiza 54, no fue otra que sus desavenencias con el seleccionador Gusztáv Sebes, del que prometo hablar dentro de unos días. 

Szusza representó durante toda su carrera al Újpest Dozsa, con el que se retiraría ganando varios títulos nacionales antes de convertirse en entrenador del histórico Győri Vasas. Dirigió a este club hasta 1964.

Volvería al Újpest, esta vez para ejercer como entrenador de un club al que siempre estaría muy unido, y que tras fallecer renombraría el Megyeri úti Stadion como el "Szusza Ferenc Stadion". Al mando del cuadro de Budapest, Szusza pasaría un par de campañas, para luego regresar al Vasas en 1966.

Su llegada a España se produce en 1971, después de haber probado en la liga polaca con el Górnik Zabrze. Ferenc Szusza supliría a Antonio Barrios en el Betis en la mitad del curso 1971\72, para evitar el descenso de forma satisfactoria.
El húngaro se ganaría la confianza de la directiva verdiblanca para seguir entrenando a un equipo cuyo destino sería bajar a la categoría de plata, lo que ocurriría en la campaña 72\73. Szusza se pondría manos a la obra para recupera la categoría al año siguiente, lo que le aseguraría su continuidad por Sevilla.

Como entrenador del Real Betis, el húngaro Ferenc Szusza estuvo trabajando cerca de seis años.


- Dio estabilidad al Betis por la Primera División, hasta que en la temporada 1976\77 se vio amenazado nuevamente por el descenso, lo que obligó a la directiva a prescindir de sus servicios. En octubre de 1976, el vasco Iriondo supliría al manager magiar, sacaría al equipo de la zona de descenso y lo haría campeón de Copa.
Aún tendría otra oportunidad de entrenar a otro grande de España. De cara a la temporada 1978\79, Szusza cubriría el puesto de un Luis Aragonés que había sustituido al uruguayo, al que no le fue muy bien por Manzanares. 

El húngaro cumpliría con aquella campaña y volvería a su país para ejercer por última vez como entrenador del Újpest Dózsa. En 1981 se apartaría del fútbol, vivió tranquilamente en Budapest y allí falleció el 1 de agosto de 2006 a los 82 años de edad.

martes, 25 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Helmut Benthaus.


- Se retiró como futbolista en Suiza para ir probando como entrenador, aguantando sus últimos años de corto mientras dirigía a sus propios compañeros sobre el verde. Y así fue como se descubrió un magnífico gestor de banquillos, un experto en fútbol que en poco tiempo sumaría varios títulos para el Basilea.

Pero a Helmut Benthaus se le conoció mejor durante su corta etapa entrenando por la Bundesliga. Llegaría al Stuttgart a comienzos de los ochenta, para ir configurando un buen equipo que llamaría la atención por toda Europa.
No hubo títulos europeos con Benthaus de entrenador, pero sí se produjo el hito histórico de ganar el campeonato liguero de la campaña 83\84. El alemán aguantaría un año más al frente del equipo y se volvería a Suiza.

Helmut Benthaus con la Meisterschale.
- Acabó su carrera entrenando otra vez al Basilea, y luego desapareció del mapa, cuando seguramente muchas entidades pensaron en él para dirigir sus respectivos equipos. Sin embargo, parece que Benthaus prefirió alejarse del fútbol.
Fueron muchos años dedicados a este deporte, primero como futbolista y luego como manager. Nacido en Herné (Alemania) el 5 de junio de 1935, Helmut Benthaus fue un centrocampista que inició su carrera deportiva en el Westfalia Herne, donde pasó los mejores años como jugador.
Además de lo que hizo con el equipo de su ciudad, tuvo la oportunidad de jugar para un histórico de renombre como el 1860 München, pasando luego por el F.C. Köln, hasta llegar a Basilea, donde ya compaginaría sus últimos pasos de corto con las tareas de preparador.

Dirigiría a aquellos compañeros con los que aún daba toques sobre el césped, aceptando la gestión del F.C. Basel a partir de mediados de los sesenta. Ganó muchos títulos durante más de tres lustros por la Swiss Superleague, entre los que cabe destacar siete del campeonato liguero, tres de copa y otros tres de la Coppa delle Alpi. 

Ya de regreso en su país, Benthaus sería contratado por la directiva del VfB Stuttgart, de cara a la campaña 1982\83. El técnico germano cogería una plantilla a la que trataría de añadir un toque de su personalidad, confiando en jugadores como Karl Allgöwer, el islandés Ásgeir Sigurvinsson y los hermanos Bernd y Karlheinz Förster.
Debutaría en el banquillo del Neckarstadion tras lograr un valioso empate a domicilio frente al Borussia Dortmund (1-1). El 24 de agosto de 1982, Benthaus dedicaría una primera victoria en casa frente al Schalke 04, por 2-1.

Benthaus cerraría una primera temporada bastante buena, preludio de lo que iba a venir de cara al siguiente curso. El Stuttgart finalizaría aquel año como tercer clasificado, solo por detrás de Werder Bremen y el Hamburgo campeón.

A lo largo de su trayectoria técnica, Helmut Benthaus solo dirigiría al F.C. Basel y VfB Stuttgart.


- Ya con Dan Corneliusson y Guido Buchwald asentados en el equipo, los "roten" harían una increíble campaña 1983\84, acabando el equipo como flamante campeón de la Bundesliga. Los de Helmut solo perdieron cinco partidos.
Con la Meisterschale en la urnas del club de Baden-Württemberg, Benthaus iniciaría una tercera temporada que no sería tan buena como las anteriores. El equipo acabaría el campeonato en la mitad de la tabla, así que el de Herné no continuaría por más tiempo al frente del Stuttgart.

Tendría tiempo para hacerle debutar a Jürgen Klinsmann y poco más. Benthaus abandonaría de nuevo Alemania para instalarse en el país helvético, donde otra vez trabajaría para el Basilea durante un par de temporadas. En 1987, Helmut se apartaría por siempre del balompié.

De estadio en estadio: Cornellà El Prat.



- Club local: Real Club Deportivo Espanyol
- Dirección: Av. del Baix Llobregat, 100, 08940 Cornellà de Llobregat, Barcelona (España)
- Fecha de apertura: 2 de agosto de 2009
- Aforo: 40.500 espectadores
- Asistencia récord: 40.240 espectadores
- Dimensiones: 105 x 68




LA JAULA POR DONDE VUELAN LOS PERIQUITOS


- Entre tanto cambio de nombre y de sede, al final siempre te puedes hacer un lío a la hora de reconocer un campo de fútbol. Eso puede ocurrirnos con el "RCD Stadium", conocido también como Cornellà El Prat o símplemente como "Corneprat". Y es que en las tres últimas décadas, el R.C.D. Espanyol ha visto como su escenario a cambiado varias veces de lugar y de nombre.

Esta creación de Fenwick Iribarren, Esteve Gasulla y Joan Tusell, vio la luz en el verano de 2009. Ubicado en el área metropolitana de Barcelona, el RCD Stadium tiene una vista externa que puede recordarnos a cualquier clásico estadio, pero cuenta con muchos sistemas innovadores que lo engrandecen.
Energéticamente sostenible, es uno de los primeros recintos deportivos de Europa con utilización de energía limpia. Las placas fotovoltaicas generan electricidad para conectarse a la red eléctrica normal, y las solares tienen un uso doméstico.

Aún no acogió ningún evento internacional importante, pero está previsto que sea utilizable para ese Mundial que se pretende celebrar entre Portugal y España. Sin duda, si hay un campo que cumpla con todas las normativas legales, ese es el Cornellà El Prat. 


lunes, 24 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Mircea Lucescu.


- Sobre todo, este hombre siempre será recordado por sus años de gestión en el Shakhtar Donetsk y esa Copa de la UEFA que se consiguió en 2009. Seguramente, esa haya sido la gesta más importante en lo que lleva como entrenador.
Y eso que ya conquistó Europa años atrás con un Galatasaray y que venía de ganar el mismo torneo con Fatih Terim. Con Mircea Lucescu, el equipo turco corroboraría su reinado europeo ganando la Supercopa en el año 2000.

Además de lo que hizo por su tierra, Ucrania o Turquía, Lucescu también ha aportado su granito de arena en la liga italiana, donde ha entrenado a Pisa, Brescia, Reggiana e Inter. Como podéis observar, a este señor no le falta experiencia técnica, y actualmente se halla de nuevo en la liga ucraniana, como técnico del Dinamo de Kiev.

Lucescu y la Copa de la UEFA del 2009.
- En su país empieza todo, tanto en su faceta como jugador como en la de entrenador. Mircea Lucescu nació en la capital de Bucarest (Rumanía), el 29 de julio de 1945.
Como un peligroso jugador de banda atacante, Lucescu se inició profesionalmente con el Dinamo de Bucarest, teniendo una breve cesión al Știința. Jugaría durante cinco años, antes de volver al Dinamo para finalizar su carrera en 1990. Como internacional, representó a la selección rumana durante casi toda su etapa futbolística.
Y en el Corvinul se haría entrenador. Durante sus últimos años por Hunedoara, Mircea ya ejercería también como técnico, como también haría con el Dinamo de Bucarest e incluso con la selección nacional. 

Cabe destacar ese papel como seleccionador, ya que Lucescu conseguiría clasificar a Rumanía para la Eurocopa de Francia 84, y apunto estuvo de hacer lo propio de cara al Mundial de México 86. Un dato curioso, es que Mircea fue quien hizo debutar a Gheorghe Hagi como internacional.

Abandonó Bucarest para probar en Italia con el Pisa Sporting Club, con el que debutó en la Serie A el 9 de septiembre de 1990. El comienzo fue bueno, logrando una victoria por 0-1 fuera de casa y ante el Bolonia. Sin embargo, la temporada no acabaría de igual manera, y el equipo descendería a la Serie B.
Lo cierto es que "Il Luce" no tendría mucha suerte por Italia, pues esa misma suerte correría con Brescia y Reggiana, así como tampoco le iría muy bien en su breve etapa con el Inter, donde solo duraría 15 jornadas.

Tras cumplir una segunda etapa con el Rapid de Bucarest, Lucescu se haría cargo de un Galatasaray que venía de ser campeón de la Copa de la UEFA con Terim, y al que él mismo haría campeón de la Supercopa de Europa. Coincidiendo de nuevo con Hagi y Gheorghe Popescu, en turquía ganaría también el título de liga.

Mircea Lucescu ya tiene más de cuatro décadas de experiencia en los banquillos.


- Tras entrenar en la Süper Lig también al Besiktas, vendría su extensa etapa como director del Shakhtar Donetsk. Durante más de diez temporadas, Mircea Lucescu dirigiría al equipo ucraniano, con el que ganaría varios títulos.
Cabe destacar el reinado liguero, ya que el Shakhtar conseguiría con el rumano hasta ocho títulos de la competición doméstica. ganó muchos otros trofeos, pero ninguno fue tan celebrado como el de la Copa de la UEFA, la que se adjudicaría tras derrotar al Werder Bremen en la final (2-1).

En 2016 abandonaría Donetsk para probar en la liga rusa con el Zenit de San Petersburgo, para luego hacerse cargo de la selección nacional de Turquía durante dos años, y nuevamente sucediendo a Fatih Terim. Ahora se halla de nuevo en Ucrania, donde ejerce como manager del Dinamo de Kiev.

Desde el banquillo: Ricardo La Volpe.


- Reputado técnico argentino con una amplia trayectoria que se paró en su dirección con el Toluca mejicano, en un país donde llegó a trabajar para diferentes clubes de fútbol, así como para la selección nacional. 
A la "Tricolor" defendió tanto en sus niveles juveniles como al equipo absoluto, al que llevó a competir por el Mundial de Alemania 2006. A nivel internacional, La Volpe también fue seleccionador del combinado de Costa Rica.

En su país entrenó a Club Atlético Banfield, Boca Juniors y Vélez Sarsfield. En la Liga Mx ya es conocido su trabajo al frente de Club América, Monterrey, Chivas de Guadalajara, Atlas y Querétaro, entre otros. Además, se atrevió con el fútbol africano, contando con una breve etapa al mando del Pyramids egipcio.

La Volpe es el "Bigotón Mexicano".
- Ricardo Antonio La Volpe Guarchoni fue un buen guardameta que nació en Buenos Aires (Argentina), el 6 de febrero de 1952. Llegó a representar a la selección albiceleste durante su carrera como futbolista.
Ésta se inició en Banfield, a comienzos de los setenta. Después de superar el centenar de partidos, cumpliría con otros tantos en las filas del San Lorenzo de Almagro, de donde se iría al Atlante para comenzar su largo vagar por tierras mejicanas.
En 1983 daría por finalizada su carrera futbolística en el Oaxtepec, club en el que ya empezaría a experimentarse en el área técnica, para después continuar por más equipos de ese país en el que siempre se sintió como en casa. Entonces surgiría la figura del indomable entrenador Ricardo La Volpe, un tipo que no se casa con nadie y que siempre tuvo muy claras sus ideas para dirigir a un equipo. 

El "Bigotón Mexicano", como muchos iban a apodar durante aquellos años, volvería también al Atlante para ejercer como míster. De ahí pasaría al Chivas de Guadalajara, con el que años más tarde tendría otra breve etapa. 

La Volpe ya era un ciudadano mejicano más, con suficientes artes para seguir adelante, aunque sin muchos trofeos que alzar en su trayectoria deportiva. En el país centroamericano seguiría trabajando para el Querétaro, hasta que retornó a Ciudad de México para celebrar el título liguero con el Atlante, en 1993.

Tras dirigir a Club América, Atlas y Toluca, Ricardo La Volpe llegaría como entrenador a la selección nacional de México en 2002. Entonces conseguiría su primer éxito internacional, con la Copa Oro Concacaf de 2003.
Además de manejar al equipo olímpico, el argentino conseguiría clasificar al combinado absoluto para el Mundial de Alemania 2006. Gustaba su fútbol ofensivo, y contó con buenos jugadores para hacer un buen torneo, tales como Carlos Salcido, Zinha, Guille Franco, Rafa MárquezAndrés Guardado.

A nivel de selecciones, Ricardo La Volpe se hizo cargo de las de México y Costa Rica.


- En la fase de grupos, los del "Bigotón" harían gala de su fútbol ofensivo y superarían la fase de grupos en segundo lugar. Lástima que en octavos se encontraron con la selección argentina, que acabaría apeando a los mejicanos al imponerse por 2-1, con goles de Maxi Rodríguez y Hernán Crespo. Márquez marcaría para México. 

La Volpe volvería a probar como seleccionador, pero antes retornaría a su país para entrenar a Boca y Vélez Sarsfield. Tras entrenar en la Liga Mx a Atlas y Monterrey, tuvo una breve etapa como entrenador costarricense.
Entrenaría al Banfield en 2011 y retornaría al Atlante, de donde luego pasó a Chivas, Chiapas y Club América. Probó suerte en Egipto con el Pyramids F.C., de donde salió para entrenar al Toluca, y allí terminó en 2019.

domingo, 23 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Vincenzo Guerini.


- Como experto que es en el área técnica, Vincenzo Guerini ha trabajado en varias facetas de los distintos clubes por los que ha pasado, aunque donde más ha estado ocupado es en la Fiorentina, club al que también representó como jugador.
De hecho, con la "Fiore" se detiene su trayectoria como entrenador en 2012, después de asumir el cargo cmomo interino tras el mal comienzo de Sinisa Mihajlovic, a quien momentáneamente había relevado Delio Rossi.

Pero aún hay más experiencia en su largo recorrer por los banquillos, habiendo probado en varias categorías antes de presentarse en la Serie A con el Pisa Sporting Club. En la división de oro también dirigiría al Ancona, Nápoles y Piacenza. Ahora mismo es jefe del área técnica del Catania.

- Tuvo una carrera como futbolista profesional que se inició en el Coffea Virle. Guerini nació el 30 de octubre de 1953 en Sarezzo (Italia), y solía jugar como volante ofensivo.
A comienzos de los sesenta ingresaría en el Brescia, donde estaría un par de temporadas antes de fichar por la Fiorentina, el club que marcaría los pasos finales de Guerini como futbolista. La carrera de Guerini finalizaría antes de lo normal por culpa de un accidente de tráfico que casi le cuesta la vida y pudo dejarle postrado en una silla de ruedas.
Recuperado del susto, Vincenzo empezaría a entrenar con tan solo veintidós años. Para ello, volvería a la Fiorentina y se haría cargo del equipo juvenil, al que haría campeón del Campionato Nazionale Primavera en 1983.

Al joven técnico no le iban a faltar ofertas para seguir entrenando, y en 1985 aceptaría la del Pisa, con el que iba a debutar en la Serie A. Por desgracia, en su primer partido perdería contra el Inter (3-1). Contaría con la confianza de la directiva, pero Guerini no podría evitar el descenso del conjunto toscano.

Guerini seguiría entrenando por la Serie B, primero con el Bologna y luego con el Catanzaro. Trabajaría para el Brescia antes de llegar al Ancona, club donde estaría cinco años y lograría ascender a la primera división italiana.

El reto más difícil de Guerini llegaría con el Nápoles, al que se uniría tras irse de Ancona como un héroe que casi gana la competición copera. En el club de San Paolo se esperaban gestas y, aunque ya no estaba Diego Armando Maradona, tenían en sus filas a cracks como Fabio CannavaroFreddy Rincón o Alain Boghossian.
Nada iba a salir bien con el equipo napolitano, pasando de ser eliminado de la Copa de la UEFA a tener seis jornadas en las que solamente se ganó un partido. Por ende, Vincenzo sería despedido y suplido por Vujadin Boskov.

A lo largo de su carrera, Vincenzo Guerini ha trabajado para el Catania en varias ocasiones.


- Pasaría por el SPAL y Reggina antes de presentarse de nuevo en la Serie A con el Piacenza, club con el que solamente tendría que cumplir el objetivo de la permanencia, y no hubo problemas para ello. Los siguientes años serían de fútbol más modesto, llegando a trabajar para clubes como el Ternana, Catania o Siena.
Lo intentaría en Grecia con el Panachaiki, en lo que sería su única aventura por el extranjero como entrenador. En los siguientes años volvería a conducir a equipos como el Catania o Catanzaro, donde estuvo hasta el 2006.

Así como ocurre con el Catania, Vincenzo Guerini siempre tendrá abiertas las puertas de la Fiorentina, club al que regresaría como técnico interino y donde iba a contar con su última oportunidad para entrenar en la Serie A. Dirigiría dos partidos al equipo viola, para luego ocuparse de otros menesteres. 

Desde el banquillo: Carlos Diarte.


- Querido y muy respetado por España, el llamado "Lobo" Diarte fue una figura en una liga en la que representó a varios clubes, y lo mismo haría como entrenador, aunque en Primera solamente dirigiría unos partidos al Salamanca.
Pasó por el modesto Deportivo Alginet y trabajó para el filial del Atlético de Madrid antes de llegar a El Helmántico. También tuvo su momento con el Gimnàstic de Tarragona, para el que trabajó en la categoría de plata.

En su país trabajó para el Olimpia, Guaraní y Atlético Colegiales, y también tuvo su oportunidad a nivel internacional, con la selección de Guinea Ecuatorial. Con el combinado africano estuvo hasta que le diagnosticaron un cáncer que acabaría con su vida el 29 de junio de 2011. Diarte falleció con 57 años.

- Se le recuerda como el gran futbolista que fue, un delantero con mucho gol y una astucia increíble. Fue muchas veces internacional por la selección paraguaya, un crack en todos los sentidos.
Carlos Martínez Diarte nació en Asunción (Paraguay), el 26 de enero de 1954. A los dieciséis años inició una carrera como futbolista en el Olimpia, de donde pronto saldría para probar suerte en España, primero con el Real Zaragoza.
A finales de los setenta triunfaría con el Valencia, donde formaría un temible tándem de ataque con Mario Kempes para ganar la Copa del Rey. Después se iría al Salamanca, club al que años después representaría como manager. Tras una breve etapa en el Betis, Diarte jugaría en Francia con el Saint-Étienne, y volvería al Olimpia para colgar las botas en 1987. Prometo que trataremos más sobre su trayectoria de corto en Fútbol Latino.

Diarte regresaría al Valencia C.F. para experimentarse en el área técnica, trabajando para los equipos menores y en el cuerpo técnico de la primera plantilla hasta finales de los ochenta. El primer equipo que gestionó en solitario fue al modesto Deportivo Alginet.

A mediados de los noventa se trasladó a la capital española para colaborar con la cantera del Atlético de Madrid. En medio del curso 96\97, el paraguayo sustituiría a Santi Prado al frente del filial colchonero, que se hallaba en Segunda.
En Manzanares controlaría los inicios de grandes promesas como Rubén Baraja, Santi Ezquerro, Yordi, Quinton Fortune y Veljko Paunovic, entre otros. Aunque no acabaría la temporada, el "Lobo" conseguiría diez victorias que serían suficientes para salvar la categoría.

Luego llegaría el que sería su mayor reto como entrenador, al poder dirigir a un equipo de la Primera División española como el Salamanca. El paraguayo terminaría una mala temporada que había iniciado Miguel Ángel Russo, y nada se podría hacer por eludir el descenso a Segunda del conjunto salmantino.

El "Lobo" Diarte dejaría de entrenar después de que se le diagnosticase cáncer.


- En el segundo nivel tendría también su momento con el Nàstic de Tarragona, equipo al que llegaría para suplir a Josep Nogués, quien nada podría hacer por evitar la amenaza del descenso. Diarte llegaría para intentar el milagro.
Estaría 19 jornadas al frente del cuadro catalán, para el que obtendría 8 victorias, 6 empates y cinco derrotas. Pese a que los resultados no fueron malos, el equipo tarraconense acabaría cayendo a la Segunda División B española.

Al igual que había dirigido al Guaraní en su país, Carlos Diarte lo intentaría con el Atlético Colegiales y regresaría a un Olimpia donde ya había sido jugador. En 2009 sería designado como seleccionador de Guinea Ecuatorial, pero no duraría mucho en su nueva labor, pues entonces sería consciente de esa terrible enfermedad que acabó con su vida.

sábado, 22 de octubre de 2022

Desde el banquillo: Milton Mendes.


- Terminó su carrera futbolística en Portugal, mismo país en el que se iniciaría como entrenador en 2002, asumiendo el cargo en la Associação Desportiva de Machico. Pasó luego por varios equipos brasileños, hasta que regresó a tierras lusas para dirigir al Marítimo, esta vez en la Primeira Liga.
Otros países por donde ha pasado Milton Mendes son Qatar y Japón. De sus exóticas aventuras poco se puede destacar, ya que con al frente del Al-Shahaniya no estuvo mucho tiempo. Más bien cumplió como técnico asistente.

En lo que a su país se refiere, Mendes ha estado trabajando para clubes tan reconocidos como el Atlético Paranaense, Vasco da Gama, Sport Recife, Santa Clara o Paraná. Desde el 2021, se halla dirigiendo al Retrô Futebol Clube de Brasil, que compite en el Campeonato Pernambucano.

Milton Mendes probó suerte en Qatar.
- Milton Mendes cuenta con un gran prestigio como entrenador pese a que no ha ganado grandes títulos en los veinte años que lleva en esta profesión.
Nació en Criciúma (Brasil), el 25 de abril de 1965. En el Vasco da Gama inició su carrera de corto, como un pivote defensivo que acabaría jugando durante muchos años por Portugal, después de pasar brevemente por el Criciúma Esporte Clube.
Mendes jugó para Louletano, Beira Mar, Os Belenenses, União da Madeira, Espinho, Camacha, São Vicente y Camara de Lobos. 
Ya en la Associação Desportiva de Machico, Milton colgaría las botas y empezaría a pensar en su nueva carrera como entrenador. En este club daría esos primeros pasos, de donde luego pasaría al Bom Sucesso.

A Mendes le esperaban muchos años de profesión en los banquillos, y a la mínima aceptaría marcharse muy lejos para prosperar, después de trabajar en el cuerpo técnico del Marítimo. En 2008, el joven técnico brasileño se iría hasta Qatar para firmar por el Qatar Sports Club.
En principio trabajaría como segundo entrenador de Sebastião Lazaroni, con quien ya había estado en Funchal. En 2012 abandonaría a Lazaroni para probar en solitario con Al-Shahaniya, donde solo estuvo unos meses.

Mendes volvería a Brasil para hacerse cargo del Paraná Clube, al que ascendería a la primera división Paulista en 2015. Después, tras una breve estancia como director del Atlético Paranaense, Milton volaría hacia Japón.

En octubre de 2015 se comprometería con el Kashiwa Reysol, de la J-League. Tan solo aguantaría tres partidos al frente del equipo, pues parece que el de Criciúma no se adaptó bien al país, por lo que pactaría su marcha alegando motivos personales. De la misma, se presentaría en su país, para ser presentado como manager del Santa Cruz.

En sus veinte años como entrenador, Milton Mendes nunca celebró títulos de alta importancia.


- Con el conjunto pernambucano ganaría el campeonato de 2016, en lo que sería el logro más importante de Milton Mendes como entrenador. Luego pasaría por los banquillos del Vasco da Gama, Sport Recife y de vuelta al Santa Cruz, de donde se marcharía al Esporte Clube São Bento.

Y una vez más, Mendes volvería a Portugal y, nuevamente al Marítimo. Llegaría a Funchal para suplir la marcha de Lito Vidigal, para reconducir una temporada que no había iniciado nada bien. Debutaría con derrota a domicilio ante el Farense (2-1).
Las cosas no le fueron bien, ganando solamente tres partidos, así que sería reemplazado por el español Julio Velázquez. De nuevo en casa, Milton Mendes trabaja actualmente para el Retrô, al que se unió en 2021.


Desde el banquillo: Thomas Frank.


 
- Cumple con su segunda temporada en la Premier desde que llegó al Brentford. A este club vino junto al asistente Richard O'Kelly, cuando el equipo se hallaba compitiendo en la EFL Championship con Phil Giles y Rasmus Ankersen.
Al final, Thomas Frank tendría la posibilidad de debutar como manager de la liga inglesa, logrando el ascenso del equipo y confirmando su estabilidad en la Premier en los últimos cursos, lo que le permite continuar al mando del equipo.

Anteriormente trabajó en su país, empezando con las distintas categorías de la selección danesa, hasta atreverse con su primer club profesional. Frank dirigió durante tres años al afamado Brøndby, con el que ofreció muy buenos resultados en la Superliga de Dinamarca, aunque sin títulos de los que poder presumir.

Frank trabajó para la selección danesa.
- Thomas Frank es un experto en la materia. Además de haber trabajado como maestro en algunos colegios de su país, es licenciado en Educación Física y estudió psicología del deporte en Copenhague.
Él es de la localidad de Frederiksværk (Dinamarca), donde nació el 9 de octubre de 1973. Frank vivió una vida tranquila en Hvidovre, practicando su deporte favorito, sin esperanzas de poder llegar lejos. Su trayectoria fue más bien amateur, jugando para un Frederiksværk BK, al que dirigiría como entrenador nada más retirarse.
Trabajaba como profesor mientras dirigió a equipos modestos como el Hvidovre IF y Boldklubben 93. Entonces enseñaba en un colegio infantil de Ishøj, para luego pasar a encargarse del Lyngby, con el que ya sería técnico semiprofesional en 2006.

A Frank le llegaría la oportunidad de trabajar para la selección de Dinamarca. Empezaría desde las categorías menores a partir de julio de 2008. Cogió los equipos Sub-16 y Sub-17, dejando muy buenas sensaciones con el último en la Eurocopa de 2011, en la que el combinado danés avanzó hasta semifinales.

Aunque nunca llegó a entrenar a la selección absoluta, Thomas Frank llegó a ser considerado para el futuro, ofreciendo sus servicios también para las secciones Sub-18 y Sub-19, ya como miembro de la DBU (Dansk Boldspil Union).

El primer club profesional de Frank fue el Brøndby IF, participante en la Superliga danesa. A esta entidad se unió el 10 de junio de 2013, con el objeto de buscar los puestos más altos e intentar ganar algún título.
No festejaría hazaña alguna con el equipo de Brøndbyvester, aunque sí cumpliría con la misión de figurar en los puestos más altos de la tabla. No conseguiría superar las fases previas para la Europa League, y el joven técnico acabaría dejando el club el 9 de marzo de 2016, por sus diferencias con el máximo mandatario.

Thomas Frank ascendería al Brentford en 2021, y actualmente sigue al frente del equipo en la Premier.


- A Inglaterra llegaría en diciembre de 2016, para entrar a formar parte del staff técnico del Brentford F.C., que entonces se hallaba en la segunda división inglesa. Thomas se conformaría con hacer de asistente de varios entrenadores, hasta que un día le llegó la oportunidad de suplir a Dean Smith.

Desde octubre de 2018, el danés se pondría manos a la obra con el fin de ascender al cuadro londinense, objetivo que se haría realidad al término de la campaña 2020\21. De esta manera, Frank es el segundo manager que dio un ascenso al Brentford.
En la Premier League lleva compitiendo durante dos años. Thomas se ha ganado al público de Gtech Community, con cerca de cincuenta partidos en la liga inglesa y con el equipo disfrutando de su segundo año entre los grandes.

Desde el banquillo: Antonio Benítez.

- Dicen que es un hombre muy importante en la historia del Málaga C.F., otrora conocido de otra manera. Fue un fiel representante de este cl...