domingo, 22 de mayo de 2022

Desde el banquillo: Igor Tudor.


- Parece que no le va mal en esta nueva profesión deportiva que ha iniciado en el Hajduk Split, donde también había empezado para ser uno de los mejores defensas en la historia de la selección de Croacia. Quizás un día también la entrene.
Tuvo sus primeras experiencias lejos de casa con el PAOK griego, y después llegaría su momento en Turquía, donde se hizo cargo de clubes como el Karabükspor y Galatasaray. Luego llegaría el momento de probar por Italia.

Y en el país de la bota sigue actualmente, como técnico del Hellas Verona. Igor Tudor tuvo varias oportunidades con el Udinese, donde nunca ha llegado a completar una temporada entera. Eso sí, en la Serie A ya está cogiendo bastante experiencia, habiendo llegado a los 60 partidos.

Tudor entrenando al Galatasaray.
- Y en la liga italiana también llegó a jugar bastantes partidos. Tudor nació el 16 de abril de 1978 en Split (Croacia). A mediados de los noventa ya empezaría a jugar sus primeros partidos con el Hajduk, equipo con el que despegaría como un defensa central rocoso y capaz de jugar como mediocentro.
Jugó cedido para el HNK Trogir, y luego llegaría a Italia para defender los intereses de una Juventus para la que ganaría títulos importantes y de donde saldría cedido al Siena. De nuevo en el Hajduk, terminaría su carrera en 2008.
Edoardo Reja se hallaba al mando del equipo croata, y Tudor trabajaría como su asistente, pasando varios meses a sus servicios y aprendiendo bastante en el área técnica. Prestó sus servicios a otros reconocidos entrenadores como Sergio Kresic o Antonio Conte, en el Hajduk y Juventus respectivamente.
En 2013 le llegaría la oportunidad de dirigir en solitario al conjunto de Split, obteniendo su primera victoria frente al Osijek y dejando buenas sensaciones al dirigir al equipo con éxito a la final de la copa croata, en la que el Hajduk saldría campeón. Aquel sería su primer logro como manager, y de momento el último.

Dejaría el club de su ciudad en febrero de 2015, y meses después se iría a Grecia para fichar por el PAOK. Sin embargo, en la entidad macedonia no cumpliría los tres años de su contrato, siendo despedido en marzo de 2016.

Tudor probaría después en el fútbol turco, donde empezaría con el Karabükspor, en el que hizo una fantástica labor generando muy buenos resultados. Eso le llevaría a entrenar al Galatasaray, uno de los grandes del país. No obstante, en el equipo de Estambul no tendría mucha suerte, y abandonaría la disciplina en febrero de 2017.

El 24 de abril de 2018 se produciría su llegada a Italia, donde se conocería su fichaje por el Udinese Calcio. Como sustituto de Massimo Oddo, el técnico croata debería acabar aquella temporada 2017\18, donde habría conseguido dos victorias, un empate y una derrota. Había conseguido eludir el descenso con el Udinese, pero la directiva no le concedería la continuidad, pues contrataría los servicios del español Julio Velázquez.

En la Serie A, Igor Tudor ya acumula sesenta partidos en sus años como técnico de Udinese y Verona.


- Al final, Tudor tendría que volver a hacerse cargo del equipo y con una nueva situación difícil que lidiar. Y esta vez sí, la directiva de Udine le otorgaría la oportunidad de iniciar la temporada 2019\20 al mando de la plantilla.
No empezaría bien el curso, así que el croata no aguantaría más de diez jornadas, pues el equipo peligraría otra vez en la Serie A. Luca Gotti sería el encargado de hacerse cargo del equipo, mientras que Igor retornaría a su país para dirigir de nuevo al Hajduk Split.

Igor Tudor no tardaría en volver a Italia, ya que trabajaría como técnico asistente de Andrea Pirlo. Después de una mala temporada, ambos serían despedidos del club turinés. Actualmente, el entrenador balcánico entrena al Hellas Verona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el banquillo: Bo Henriksen.

- Hace poco que llegó a la Bundesliga para dirigir al  FSV Mainz 05, equipo que empezó la pasada campaña a las órdenes de un Bo Svensson que...