jueves, 12 de octubre de 2023

Desde el banquillo: Anghel Iordanescu.


- Ya fue campeón de Europa en el momento que daba sus primeros pasos como entrenador. En 1986, Iordanescu ejercía como asistente de Emerich Jenei, quien entrenaba a ese Steaua de Bucarest que venció al Barcelona en la Champions 85\86. Jenei metería al delantero en el campo para cerrar aquel triunfo por parte de los rumanos.
De esa forma tan exitosa terminó su desempeño futbolístico para iniciar su trayectoria técnica, encargándose del Steaua a partir del siguiente curso para hacerlo campeón de la Supercopa europea. Luego llegarían otros logros.

Dirigió a otros clubes en Chipre, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. En el capítulo internacional, "Tata Puiu" también estuvo al frente de la selección griega y de la rumana en tres ocasiones. Participó en la Euro de Inglaterra 96 y el Mundial de Francia 98, y no hace tantos años que volvió a coger las riendas del combinado estatal.

Iordanescu fue entrenador-jugador de Steaua.
- Buen palmarés es el que posee en las dos facetas que desarrolló en el mundo del balompié, aunque también se dejó seducir por la política. Yo prefiero recordar su trayectoria técnica, de la carrera de corto ya trataré un día en Fútbol Eslavo.
Seguro que a muchos de mi quinta les suena el nombre de Anghel Iordanescu (Iordănescu). Este delantero que llegó a ser también internacional como jugador nació el 4 de mayo de 1950 en Bucarest (Rumanía).
Con el Steaua iniciaría sus dos profesiones, la de futbolista fue a finales de los sesenta. Ganó varios títulos como un atacante con mucho gol, pasando por el OFI Creta griego para terminar en el equipo de su ciudad. Iordanescu ejercería como jugador y técnico asistente de Jenei en el Steaua.

En aquel año 1986, el club de Bucarest iba a hacer historia. Jenei y Iordanescu harían campeón de Europa al Steaua, al que condujeron hacia la final de Sevilla, en la que el Barça casi ejercía de anfitrión. El escenario era el Sánchez Pizjuán.
Tras igualar sin goles, ambos equipos llegarían a la tanda de penaltis, en la que los rumanos serían superiores para derrotar a los chicos de Terry Venables. De esta forma, el Steaua se proclamaría campeón de la Champions de 1986. Tras aquella sonada gesta, Iordanescu pasaría a ser entrenador en solitario.

De pronto, el joven técnico se haría cargo de sus propios compañeros, entre los que figuraban los Marius Lacatus, Miodrag Belodedici, Gavril Balint y el meta Duckadam. Con ellos, Iordanescu ganaría cuatro veces la liga, una Supercopa de Europa y dos ejemplares de la Copa Romaniei. Cerca estuvo de llevarse otra Copa de Europa en 1989.

Hasta 1990 permaneció al mando del equipo de su ciudad, pasando después a entrenar al Anorthosis chipriota y de regreso a casa. En 1993 tomaría las riendas de la selección rumana, a la que llevó por la Eurocopa de Inglaterra 96 y el Mundial de Francia 98. Sin embargo, no le fue muy bien en la Copa del Mundo.

Anghel Iordanescu se hizo cargo de la selección rumana en tres etapas diferentes.


- Tuvo una breve etapa como seleccionador griego, hasta que a finales de los noventa fue cesado y puso rumbo a Arabia Saudí para entrenar a Al-Hilal. Iordanescu aún tendría tiempo a ejercer como director del Rapid de Bucarest.
En el fútbol árabe también entrenó a clubes como el Al-Ain y Al-Ittihad, pero siempre hizo un hueco en su agenda para retomar su mando en la selección rumana, a la que no consiguió meter en más torneos de alta importancia.

La última vez que Anghel Iordanescu entrenó al combinado balcánico fue entre 2014 y 2016. Aquella fue la última vez que pudimos verle en un banquillo, dirigiendo a Rumanía por la Euro de Francia 2016, en la que no se superó la fase de grupos. Su trayectoria técnica se dio por finalizada aquel 27 de junio de 2016, en el que Anghel dimitió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde el banquillo: Bo Henriksen.

- Hace poco que llegó a la Bundesliga para dirigir al  FSV Mainz 05, equipo que empezó la pasada campaña a las órdenes de un Bo Svensson que...